Agropecuario

Vendimia

Vendimia

La población activa de Los Arcos vive principalmente de la agricultura, si bien los trabajadores se encuentran muy repartidos entre el sector primario (34,3 %) y el secundario (30 %).

La importancia de la agricultura queda patente si tenemos en cuenta que el 67% de la superficie del municipio es terreno labrado. Las pequeñas explotaciones son las más abundantes (de 1- 5 Ha. más del 50%), las explotaciones medianas son menos importantes (5-20 Ha., 30%) y son casi insignificantes las superiores a 20 Ha.

En la agricultura se presentan características propiamente mediterráneas, como por ejemplo el cultivo de la vid y el olivo. Pero la sequedad del clima hace necesario el regadío, por lo que tanto el trigo como la cebada y la vid se cultivan tanto en secano como en regadío.

La cebada ocupa las mayores extensiones aradas (1234 Ha. en secano y 254 Ha. en regadío); le sigue en importancia el trigo (541 Ha. en secano, 92 en regadío) y, por último, los espárragos (41 Ha. en secano). Los cultivos de huerta también tienen cabida en el cuadro agrícola, siendo las riberas del río Odrón quienes los sustentan.

Los Arcos es tierra de cereal y viñedos. Sus caldos son muy famosos, contándose entre los más preciados de Navarra. Sus conservas también son muy importantes. En consecuencia, existen diversas conserveras y bodegas.

En los últimos años, la agricultura y ganadería han sufrido un cambio importante, puesto que se han instalado invernaderos y granjas (avestruces y cerdas al aire libre), frenando con ello la emigración de jóvenes fuera de la localidad.