PARROQUIA DE SANTA MARÍA: CORO

abril 5, 2013

coro

coro

CORO:

El coro alto es un amplio espacio rectangular cubierto por bóveda estrellada de nervios mixtilíneos con claves decoradas que contienen cabezas de expresividad propia del estilo renacentista; la clave central está reservada al Padre Eterno y las restantes a los Doctores de la Iglesia.

SILLERÍA DEL CORO:

Ocupa sus tres frentes una gran sillería manierista con algunos resabios platerescos, realizada entre 1561 y 1577 por el ensamblador local Martín Gumet. Sobre las sillas y respaldos de roble de la Burunda corre una galería de bajorrelieves de talla policromada.

La sillería se compone de veintitrés asientos, siete laterales y nueve en el frente, cada uno con brazos lobulados sobre complicadas volutas que apoyan en figurillas de atlantes o cariátides, algunos a modo de hermes, vestidos y tocados de diversas maneras. Estilísticamente responden al expresivismo, patente tanto en anatomía y rostros como en los ropajes.

El conjunto es de gran aparatosidad y riqueza, tal como corresponde a las sillerías del siglo XVI, de acertada talla en lo que respecta a lo arquitectónico y a las labores decorativas. Está catalogada como una de las mejores de Navarra, y la Comisión para la conservación de Monumentos cuyos herederos son la Institución Príncipe de Viana, fue quien la librara de la enajenación por parte del Párroco en el año 1910 por el precio de 40.000 pesetas.

FACISTOL DEL CORO:

Del propio Martín Gumet es asimismo el facistol del coro. Su pie presenta esquema triangular apeado en leones; en sus frentes aparecen tableros decorativos, uno con cartela encuadrada por querubines, otro con figura femenina recostada y el tercero con figura idéntica portando cuerno de la abundancia. Sobre ellos tres ángeles que portan corona de espinas, clavos y martillo. Se culmina el pedestal en friso con decoración parecida a la de la sillería, que apoya en atlantes manieristas, al parecer inspirados en Serlio, uno de ellos con turbante. La parte superior del facistol se añadió en el siglo XIX. En él hay tres grandes libros corales del siglo XVII, que con otros conservados en una dependencia aneja al coro, se deben a Jaime Funes, vecino de Sangüesa.

DETALLE SOTOCORO:

En esta dependencia, encontramos vestigios de la primitiva fábrica medieval y en ella podemos observar la superposición de los principales estilos arquitectónicos del conjunto. Así quedan los cuatro pilares cruciformes de robustas basas en los que se encuentran numerosas y variadas marcas de cantero. Así mismo cabe destacar la bóveda estrellada de bella factura con las tallas de los apóstoles quedando reservada la central al Padre Eterno. Aquí se encuentran también las dependencias de la capilla bautismal y una pequeña capilla que corresponde a la más primitiva de la Parroquia y conocida como capilla de Eulate.

Compartir en las redes

<< volver