PARROQUIA DE SANTA MARÍA: RETABLOS

abril 5, 2013

Retablo

Retablo

RETABLO MAYOR: Preside el conjunto de la iglesia un gran retablo de mitades del siglo XVII, siendo uno de los primeros y excepcionales ejemplos de retablo barroco navarro. El retablo tiene todavía una traza de tipo romanista, bien ordenada y clara, con una planta en artesa para ajustarse a la forma poligonal de la cabecera. En sus alzados se suceden un banco con ángeles atlantes y dos cuerpos, de tres calles cada uno.

Cierra el conjunto, con una verdadera novedad, un gigantesco cascarón de tres paños siguiendo la estructura general del retablo, El cascarón está enmarcado por un rico y amplio arco de medio punto, cuyo intradós aparece jalonado por casetones, en los que se instalan rosetas de gran relieve similares a las de las cornisas.

La calle central del retablo alberga un monumental sagrario-expositor, contratado en 1736.

La decoración de delicados temas vegetales que se aplica a los elementos arquitectónicos está evidentemente relacionada con la del retablo de San Francisco Javier, hecho pocos años después por el mismo autor, presagiando ambos el Rococó.

OTROS RETABLOS: Aproximadamente a mediados del siglo XVIII se añadieron al retablo mayor dos retablos laterales a manera de alas, de idéntica traza y decoración. Ambos retablos cuentan con una delicadísima decoración, fundamentalmente vegetal, de gran finura en su talla, que por su tratamiento ya se puede considerar rococó. También destacan los retablos de la Virgen del Rosario, de San Gregorio Ostiense y Animas, de la Visitación, de la Dolorosa, del Corazón de Jesús, de San Francisco Javier y de San Juan Bautista.

Compartir en las redes

<< volver